Elecciones Municipales del próximo domingo 15 de marzo

Las elecciones municipales del domingo 15 de marzo.

EL COMUNITARIO TE INFORMA.

Verdaderamente, se vuelve a repetir por encima de la enésima vez, la célebre frase que dice, «las segundas partes nunca fueron buenas», aunque rezamos para que esta vez se rompa el hechizo si vale el término, y todo se desarrolle «con normalidad» dentro de lo que cabe.

Lo expresado anteriormente, viene al tapete por el lamentable y penoso hecho acontecido el recién pasado 16 de febrero con las elecciones municipales en la República Dominicana.

Y sobre el particular se han dicho tantas cosas, que solo me basta decir, ojalá que paguen las consecuencias legales todos los responsables, sin hacer ninguna excepción.

Esperamos que lo acontecido con el voto electrónico de estas elecciones municipales, no se convierta en un caso como los de; Vímenca, el de Narcisazo, y porque no, como el derrotero que lleva el tema judicial de Odebretch, sin dejar de obviar los casos de desfalcos al Estado por funcionarios y empresarios de ayer y de hoy, los cuales son y han sido tan generalizados, que muchas veces los ven ya como normales, que naturalmente no los son.

Volviendo al tema electoral con el fiasco del 16 de febrero, del cual aún no se saben las reales consecuencias que el mismo puede provocar, independientemente de que ya se tenga una idea casi exacta del monto económico que se ha desembolsado con transparencia y legalmente por el Estado vía la Junta Central Electoral (JCE).

Esta situación del 16 de febrero con la suspensión de las votaciones, al tenerse que llevar a cabo una segunda versión forzosa, además de poner al país en ridículo a nivel mundial con un acontecimiento que es casi inexistente, pocas veces visto, ahora observamos a casi todos los aspirantes en un laberinto; no saben qué hacer, cual paso dar.

Es que fueron a la batalla final y lanzaron todos sus recursos económicos y humanos, pusieron en práctica sus tácticas y estrategias para llegar a una meta, y en pleno desarrollo de la contienda, tal cual un tsunami, fuá, se esfumó el escenario electoral de las votaciones el día «D».

Entonces, ahora podemos ver como la inactividad de los candidatos a las alcaldías y las regidurías han surgido en el escenario en todo el territorio nacional, y para caerles como un balde de agua fría, lo que la gente quiere saber y también está opinando, es sobre lo de ¿qué fue lo que pasó en la JCE ante y durante ese día con sus computadoras?

A seguida se han diseminado como pólvoras las preguntas; ¿quién lo hizo?, ¿quién lo mandó a ejecutar?, ¿fue para hacer otro fraude o fue para boicotear el proceso?, entre otras, esas son las interrogantes de mayor interés en la población, donde todos concluyen diciendo, que se castigue ejemplarmente a los responsables materiales y espacialmente, a los autores intelectuales.

No quieren hablar de otros temas políticos, incluso, ni de quién iba ganando, o de quién iba  a

ganar, lo que también hace más difícil o incómodo, para que los aspirantes a los cargos

municipales se sientan motivados y seguros en relanzar sus proyectos.

Aunque es bien conocido, que toda acción malévola deja sus consecuencias negativas, y si no se corrigen con castigos ejemplares, los efectos nefastos acarreados tienden a ser más lamentables y de más largo plazo que la misma acción que la originó.

Ahora no hay de otra que no sea el asistir a un proceso que le han violado su virginidad con vileza, lo que ha provocado una actitud de rechazo generalizado a esa antidemocrática acción; el dañar unas elecciones de un país.

Por el bien de la propia democracia de la nación, nos toca a todos motivar y cruzar los dedos para que la población se reanime y acuda masivamente a elegir sus alcaldes y regidores en cada una de las demarcaciones en todo el territorio nacional.

Porque aunque no deja de ser cierto que la indignación por la frustración del proceso electoral ha sido mayoritaria en la población, tampoco debemos obviar, que dichas frustraciones por lo sucedido puede desmotivar el ir a votar libremente y con entusiasmo.

En definitiva, por las acciones antidemocráticas y corruptas de los que no parecen tener límite alguno en sus intentos por quedarse en el poder o buscando llegar a éste, por lo acontecido casi al medio día del 16 de febrero recién pasado, han puesto un signo de interrogante a lo que nos espera en las elecciones municipales del 15 de marzo.

Que Dios meta sus manos y al mismo tiempo nos agarre confesado…

Compartir con tus redes:

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

Cresta Help Chat
Send via WhatsApp